sábado, 30 de diciembre de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017

La tienda del señor Emilio, sesenta años despues.

Uno de lps escenarios de mi infancia, en la calle Caballeros. El local olía a canela, sardinas de bota y a petroleo. El señor Emilio nos llenaba de atun el pan que llevábamos de casa, sacándolo de una lara enorme con una cuchara y sujetándolo con el dedo.